Todos queremos saber importar

Y hacerlo bien

¿Todo lo que proviene de china es malo? ¿Cómo saber si mi idea de negocio con importación puede funcionar?

Me tomé un café con Armando González, contador de profesión, un emprendedor que se hizo a sí mismo a base de seguir su instinto, experto en importaciones y una persona que admiro mucho.

Cuando se quiere se puede.

Armando es originario de Cihuatlán, Jalisco dónde pintaba cilindros de gas, y después estuvo en el sector agrario, pero siempre tuvo esas ganas de ser emprendedor, de incursionar en los negocios. Por cuestiones económicas deja su pueblo, para ir en la búsqueda de algo mejor. Decidió estudiar la carrera de Contador Público para obtener ciertos lineamientos base para los negocios.

Cuando Armando se encontraba trabajando en un puerto, se inscribió a un diplomado de derecho marítimo, dónde conoció a mucha gente y gracias a esos contactos empezó a trabajar en una terminal de contenedores, que le abrió el panorama completamente, de esa manera empezó a relacionar su carrera con el negocio internacional, después llegó a ser socio de una agencia aduanal, dónde alimento su conocimiento al aprender de finanzas, comercio internacional, aduanas e importación.

A la fecha Armando a construido alrededor de 14 empresas sin dinero, gracias a toda la experiencia que ha adquirido, a la preparación constante que ha tenido y estar en constante innovación.

“La gente quiere ganarse la lotería, pero no quiere comprar el billete”

Riesgo medido

Riesgos siempre va a haber, pero tenemos que aprender a minimizarlos.  Existen 2 tipos de negocios: los negocios de corazón y los negocios de dinero. Lo que pasa con la que gente que se apega a su producto o servicio es que creen que es lo único que necesitan para hacer el negocio, sin considerar que, si no hay margen de utilidad, si no sabes a quién le vas a vender ese producto no sirve. 

En la actualidad es mucho más fácil obtener información, pero hay mucha desidia en los emprendedores. Para que también un negocio será funcional tenemos que estar en movimiento, actualizarnos, debemos meterle a nuestra “empresa”, nuestra cabeza. El reinventarse es vital para sobrevivir en el mercado, los productos con el paso de los años pierden valor, por la competencia, por el cambio y evolución de los productos. Los negocios tienen un ciclo, debemos observar las tendencias para adelantarse a los cambios.

Viendo el cambio en el mercado de las aduanas, y que tenía que revolucionar. En el 2012, Armando abrió su primer negocio en Hong Kong de International Trading, para traer productos desde china con los proveedores directos para empresas en México. En el 2018, abrió mercado para los emprendedores, personas que querían hacer negocio en las importaciones, pero no sabían cómo.

Ahora Armando tiene un negocio 360: brinda mentorías a las personas para realizar todos los procesos, le ofrece en seguimiento, los ayuda a vender, y hacen modelos de negocio funcionales.

La fábrica del mundo

Debido a la visión del gobierno en China, se empezaron a crear zonas económicas, especializadas en distintos sectores; además en el país se les retorna un 20% de impuestos a todos esos productos que son exportados; se les da un precio especial en la compra de tierras, entre otros beneficios para mover y crecer la economía. La ventaja de China frente al mundo es que ellos tienen un costo de producción muy barato, el día de hoy es la fábrica del mundo, es el lugar dónde se hacen la mayor cantidad de productos tecnológicos y electrodomésticos.

Entonces si China produce la mayor cantidad de productos en el mercado internacional ¿Por qué tienen muy mala reputación?

Armando nos dice que es culpa del consumidor. Los mejores productos se hacen en China, pero la gente paga lo más barato, el mismo proveedor puede darte la mejor o la peor calidad de acuerdo a lo que tú quieras invertir en el producto. China genera la calidad que quieras pagar.

Para no perder tu inversión, es necesario que se realicen verificaciones, una verificación te puede salir entre $300 o $500 dólares. No arriesgues un negocio de $50,000 dólares por ahorrarte esa cantidad.

¿Sabías que también comprar un producto importado en el país, estás apoyando el comercio local¿Quieres saber más sobre las importaciones? ¿Ya te diste cuenta si tu negocio es de dinero o de corazón?

Para las respuestas, te dejo el video completo aquí abajo.

No te olvides de seguirme en mis redes, para saber que otros temas pueden interesarte, nos vemos en Instagram y Facebook como @abbydobleb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *